Al no conocerse la causa del cáncer de mama, hoy por hoy es una enfermedad que no se puede prevenir. Sin embargo, sí es posible detectarla precozmente.


Esta detección “a tiempo”, unida a la aplicación de un tratamiento correcto en todos los casos diagnosticados, es la clave para lograr una curación real
.

Mamografía

La única exploración de eficacia demostrada para la detección precoz es la mamografía de calidad (aparato adecuado manejado por un experto).

De cualquier forma, cada vez más se desarrollan campañas de control para la detección precoz en sectores concretos de la población femenina:

• Mujeres con factor de riesgo: cada año.
• Mujeres sin factor de riesgo: cada 2 años.
• Todas las mujeres entre 65 y 69 años: cada año.

A partir de los 70 años no hay evidencias científicas que lo recomienden

 

Autoexploración de las mamas Advertencias previas • A las mujeres cuya edad no hace necesaria la realización de una mamografía, se les puede sugerir que se autoexaminen las mamas una vez al mes. • Las mujeres que tienen la menstruación es recomendable hacerlo unos cincodías después de haberla tenido, cuando las mamas están menos tensas e hinchadas. • Se recomienda hacer la autoexploración siempre en la misma fecha para no olvidarse. • Muchas mujeres no realizan la autoexploración porque les resulta complicado, doloroso, o les provoca cierto temor hacer de médico de sí mismas. • Es aconsejable hacer periódicamente algún tipo de palpación correcta para conocer bien las características de las propias mamas. De este modo, la mujer notará enseguida cualquier cambio que se produja. • La mayoría de las veces, los cambios detectados no tienen importancia: más del 80% de los nódulos que la propia mujer se detecta en las mamas son benignos. • Si se advierte cualquier anomalía, siempre debe consultarse con el médico especialista. Una vez al mes

 

Inspección

• Observa el aspecto externo de los pechos colocándote delante de un espejo con los brazos caídos.
• Levanta los brazos hasta la vertical.
• Observa si hay alguna diferencia entre un pecho y el otro o entre las axilas.
• Baja los brazos y une tus manos a la altura del cuello haciendo fuerza hacia fuera.
• De esta manera, los músculos del pecho se tensan y se pueden detectar posibles deformaciones o anomalías.
• Finalmente, gira tu cuerpo con los brazos en alto y comprueba que el perfil de tus mamas es siempre el de siempre.

 

 La palpación

• Imagina que tu mama está dividida en cuatro partes o cuadrantes, cuyo centro fuera el pezón.
Mama izquierda
• Túmbate en la cama y pon una almohada debajo del hombro con la mano derecha bajo la cabeza.
• Palpa con tu mano derecha, (con los dedos juntos y estirados) los cuadrantes de la mama.
Mama derecha
•Repite la misma operación, poniendo la almohada al otro lado del hombro, con la mano derecha bajo la cabeza.
• Palpa sucesivamente los cuadrantes de la mama.
Axilas
• Explora detenidamente las axilas con las yemas de los dedos.
 
• Comprueba ahora, con la ayuda de un espejo, si el surco inferior de las mamas tiene el aspecto de otras veces.

También es recomendable realizar la misma exploración en posición horizontal, colocando alternativamente una almohada bajo los hombros.
 

  Por encima del comprensible impacto emocional que se produce en la persona afectada, es absolutamente prioritario cuidarse más que nunca y hacer cuanto sea posible para prevenir complicaciones. Hay que pensar que la información bien transmitida y asimilada es la mejor arma de que se puede disponer para no caer en el extremo opuesto: restar a la enfermedad la importancia que tiene. Por tanto, ya que para las mujeres afectadas cualquier molestia ligera representa un aviso importante, es obligado recordar a las mujeres de la propia familia, especialmente por vía materna, lo siguiente:

• Que acudan a la consulta de un especialista experto en patología mamaria o senología como única respuesta a cualquier síntoma que se presente.
• Que no eludan jamás la revisión ginecológica anual.
• Que observen y palpen periódicamente, sin temor ni prejuicios, sus propios senos, y que se hagan una mamografía preventiva y de calidad cada 1-2 años a partir de los 40-50 años.

 

___________________________________

De Hablemos del cáncer de mama. – ACV ediciones -Farma

www.amigamurcia.com Asociación Amiga Murcia