Diagnóstico precoz

La detección precoz mejora considerablemente el pronóstico, evita tratamientos más agresivos, disminuye las secuelas y hace que podamos hablar de un 90% de curación en los casos de diagnóstico precoz. Como podemos colaborar:
  • Sí tienes antecedentes familiares de cáncer de mama y/o ginecológico, consulta con tu médico.
  • A partir de los 20 años realiza la autoexploración de tus mamas, todos los meses, 1 o 2 días (cuando menos hinchadas están) después de terminar la regla. Si no tienes la regla, elige un día fijo al mes. Sí conoces tu cuerpo, serás capaz de detectar las anomalías.
  • Consulta inmediatamente a tu médico sí notas: la aparición de un nódulo (bulto), normalmente no doloroso. Cambios en el color, aspecto de la piel o retracción de la misma, sobre todo del pezón. Secreción a través del pezón.
  • Participa en los programas de screening o cribado del Sistema Nacional de Salud. En Murcia, están dirigidos a mujeres de 50 a 69 años. Se realizan mediante mamografía cada 2 años. La mamografía es la herramienta más útil para encontrar lesiones en la mama y es el método más eficaz para la detección precoz.
Ante cualquier cambio en tus mamas, consulta inmediatamente a tu médico, que el miedo no te paralice, la mayoría de las veces será un proceso benigno. Acude a tu cita con los programas de cribado.